Rilke, Cartas a un joven poeta

Las cosas no son todas tan comprensibles ni tan fáciles de expresar
como generalmente se nos quisiera hacer creer.
La mayor parte de los acontecimientos son inexpresables;
suceden dentro de un recinto que nunca holló palabra alguna.
Y más inexpresables que cualquier otra cosa son las obras de arte:
seres llenos de misterio, cuya vida,
junto a la nuestra que pasa y muere, perdura.

2 pensamientos en “Rilke, Cartas a un joven poeta

  1. Hola, N.M. Buscando a John William Godward te encontré a ti, o a tus simulacros ^_^
    Ha sido un hallazgo genial, lleno de pequeños tesoros que tendré que ir descubriendo poco a poco. Gracias!

  2. lo inexpresable
    y sin embrago las “obras de arte” también mueren
    como los humanos

    cuando el sol enfríe
    qué ojo hará que algo brille

    besos desde acá

Deja un pensamiento

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s