dar el tiempo al trabajo

Delhy Tejero: Trinos (detalle) 1967

Miércoles 2-agosto-1939

(…) Escribir corrigiendo dos o más veces, todo lo [que] sea necesario hasta sintetizar. Y pintar sintetizando también. Matisse casi lo ha conseguido, es un gran artista. Cuando se pierde la habitudine di laborare los primeros días no hay más que adquirirla, sentarse a esperar a que venga, proponérse[lo] es dar el tiempo al trabajo, no a otra cosa, hasta que llegue.

El arte occidental se diferencia por el deseo infinito, ilimitado de romper, abrir. Por eso es la perspectiva, los muros con el gran paisaje, con fondo; los techos en perspectivas profundas.

Delhy Tejero: de 1938-1939 En Roma en París, en Los Cuadernines (Diarios 1936-1968), Eolas ediciones, León, p. 214

sin limpiar el cielo

Rafael Pellicer (Madrid, 1906-1963): Las universitarias (1934)

Hoy 13 de julio [de 1941] y todavía sin limpiar el cielo, qué sucio está, qué viejo y qué desplanchado siempre. Ya nunca volverá a estar tan limpio, tan tirante con aquel color azul cielo…

Delhy Tejero: de Primer cuaderno de Madrid, en Los Cuadernines (Diarios 1936-1968), Eolas ediciones, León, p. 242