cualquier cosa

Clive Smith: Sometimes it Matters (2001)

PERO NO LA MISMA SOLEDAD

Cualquier cosa menos la misma
_____________________soledad otra vez
soledad
más profunda que el mar,
más amarga que la sed en el desierto,
más cortante que un cuchillo contra un ojo abierto.
Cualquier cosa menos la misma
_____________________soledad otra vez.

Aquí están mi sangre y mis manos
y las llaves de la cárcel de mis instintos.
Cógelas, cógelas,
enciérrame en todo lo que pertenece a todos,
enciérrame en todo lo que tienen todos en común.

Aquí están mi rebeldía y mi soledad,
su grito está enfermo como el del somormujo.
Ciégalas con la calma de la luna,
ahoga su garganta con tu olvido.
Cualquier cosa menos la misma
_____________________soledad otra vez.

Sí, claro que lo sé, lo sé:
el amor que acaricio
apenas es el amor de los labios a sí mismos,
paz serena y la seguridad de la ribera.
Que se hunda la ribera,
que sean aplastados los labios.
Cualquier cosa: sangre en las manos,
el grito del somormujo y
el cuchillo contra el ojo abierto.
Cualquier cosa menos la misma
_____________________soledad otra vez.

De Fiskefärd, 1949

Karl Vennberg, en Poesía Sueca Contemporánea, Ediciones Litoral, Málaga, Trad. de Francisco J. Uriz, 1990, pp.181-182

los sueños

Kristina Haydamaka

CAMBIO DE DÉCADA

 

Vayamos al grano:
el desenlace de la década del 70 puede depender de
cómo maneje la izquierda su desencanto.

Sólo si tiempo de cosecha es un tiempo en que los frutos se muestran esquivos
podré hablar de la década del 70 como tiempo de cosecha.
Si existen decenios que mueren con su utopía, como el de los años 20,
temo que el decenio del 60 fue uno de ellos.

Hay motivos para sospechar que nuestra civilización
ha descubierto una nueva solución del tipo “use y tire”,
de lo que Marx después de la Comuna de París llamó la cuestión vital:
deshacerse de los montones de cadáveres asesinados.

Tú, cuyo corazón está con la izquierda: ella necesita tu sensatez.
Repite los hechos, tu parte de los hechos.
Repite los sueños, tu parte de los sueños.
Repite las palabras en el lenguaje clandestino.

Hay decenios en los que sólo se puede sobrevivir, como los años 30
o los años 50. Entonces hasta los mismos sueños
pueden ser como una nube nocturna cubierta de hielo.

De Sju ord påtunnelbanan, 1971.

Karl Vennberg, en Poesía Sueca Contemporánea, Ediciones Litoral, Málaga, Trad. de Francisco J. Uriz, 1990, pp.185-186