el trabajo

Fotograma de Un perro andaluz (1929)Fotograma de Un perro andaluz (Luis Buñuel, 1929)

A los problemas verdaderos se los asume de un modo completamente diferente, no se pueden discutir en conferencias o en congresos. Y cuando existe un problema verdadero de esa clase, entonces es indiscutible en el mejor sentido. Y la única respuesta para él es el trabajo, la obra o el logro de esa obra.

Ingeborg Bachmann: Debemos encontrar frases verdaderas. Conversaciones y entrevistas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, Trad. de Ana María Cartolano, 2000, p.79

gramática

leonora-carrington-the-recital-of-dreamsLeonora Carrington: The recital of dreams

«Toda una nube de filosofía se condensa en una gotita de gramática.»

Ludwig Wittgenstein, Investigaciones filosóficas, citado en Ingeborg Bachmann: Lo decible y lo indecible, en Literatura como Utopía, Pre-textos, Valencia, Trad. de Mónica Fernández Arizmendi y Àngels Giménez Campos, 2012, p.67

de la noche

Anselm Kiefer - Las célebres órdenes de la noche (Die berühmten Orden der Nacht), 1997 Anselm Kiefer: Die berühmten Orden der Nacht (Las célebres órdenes de la noche), 1997

Treue — ¡qué bien suena!
Y los franceses de su fidelité, no hicieron más que Fidèle — nombre de perro. (¡Fidelka, ven acá!).

Marina Tsvietáieva: De Alemania (Fragmentos de mi diario de 1919), en en Diarios de la Revolución de 1917, Acantilado, Barcelona, trad. de Selma Ancira, 2015, p. 194

sentimiento

Alex Webb - Child with photographer background, Jeongsun Station, South Korea (2013)Alex Webb: Child with photographer background, Jeongsun Station, South Korea (2013)

No se nos ocurrirá aferrarnos al ideario del clasicismo ni al de cualquier otra época, puesto que éstos ya no pueden ser nuestra norma. Nuestra realidad, nuestros conflictos se han transformado. Por muy radiantes que nos lleguen algunos pensamientos aislados de tiempos pasados, cuando los citamos como testigos, lo hacemos como apoyo a nuestro pensamiento actual. Tampoco se trata de darlo todo por hecho, porque hace cincuenta o cuarenta años surgieran algunas mentes privilegiadas. De nada sirve continuar confiándoles el pensamiento como si fueran nuestras estrellas fijas. De nada sirve apoyarse en aquello digno de admiración que ha sido creado en las últimas décadas. La única lección posible es que no podremos eludir la misma peligrosa práctica. En el arte no se avanza en línea horizontal, sino que siempre se está desgarrando la vertical. Sólo los medios y las técnicas artísticas crean la impresión de que se trata de un progreso. Lo que es posible en realidad es la transformación, y el efecto transformador que aflora de las obras nuevas nos prepara para una nueva percepción, un nuevo sentimiento, una nueva conciencia.

Ingeborg Bachmann: Preguntas y pseudopreguntas (primera de las Conferencias de Fráncfort), en Literatura como Utopía, Pre-textos, Valencia, Trad. de Mónica Fernández Arizmendi y Àngels Giménez Campos, 2012, p. 140

crecer

Francisco de Zurbarán - Agnus Dei (1535-1640)Francisco de Zurbarán: Agnus Dei (1535-1640)

¿Es posible que esta minucia, esta nadería, este sobreentendido (para mí) —dar— deba crecer ineludiblemente hasta volverse una montaña, debido al añadido —a mí?

Marina Tsvietáieva: De la gratitud (Extractos de mi diario de 1919), en en Diarios de la Revolución de 1917, Acantilado, Barcelona, trad. de Selma Ancira, 2015, p. 154

arquetipo

Charles Nègre - Henri Le Secq cerca de una estirge de la catedral de Nôtre Dame (1853)Charles Nègre: La estirge (1853)

En la obra de Proust se recoge una de las experiencias más singulares, una experiencia que parece sustraerse a toda generalización que por ello, en el sentido de la Recherche, es el arquetipo de la verdadera universalidad: que las personas con las que mantenemos una relación decisiva en nuestras vidas aparecen como designadas y ordenadas por un autor desconocido, como si las hubiésemos esperado en este y no en otro lugar; y que, divididas entre diversas personas, nos las volvemos a encontrar una y otra vez; pero esta experiencia se reduce a que hacia su final la liberal, que todavía se reconoce erróneamente como abierta, se convierte, según los conceptos de Bergson, en una sociedad cerrada, un sistema de disarmonía preestablecida.

Theodor W. Adorno: Pequeños comentarios sobre Proust, en Notas sobre literatura, Akal, Madrid, Trad. de Alfredo Brotons Muñoz, 2003, pp. 196-197